Wednesday | September 23, 2020

Cuantas veces te llevas las manos a la cara?

Fue necesario un brote de coronavirus para recordarnos que tocamos nuestra cara demasiadas veces. Reducir eso ayudará a detener la propagación del virus, aseguran funcionarios de salud. En 2015, una universidad de Sydney observó en video a varios estudiantes de medicina y registró cuántas veces se tocaban la cara. Cada uno de los 26 futuros médicos bajo observación, se tocó la cara un promedio de 23 veces por hora.

Casi la mitad de esas ocasiones (44%) involucró contacto con sus ojos, nariz o boca.

NO TOCARTE LA CARA ES MÁS DIFÍCIL DE LO QUE PARECE

Mientras luchamos contra el brote de coronavirus, que hasta el momento ha matado a 2.37 millones de personas en EE.UU. y más de 9.1 millones en todo el mundo, las autoridades enfatizan que todo lo que se necesita es un toque para que los microbios en tus dedos se deslicen en tu cuerpo a través de la nariz, los ojos o la boca.

Es una de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS): evitar tocarse la cara, nariz, ojos, etc., para evitar un contagio por el nuevo coronavirus o COVID-19. La razón es simple, como el virus principalmente permanece en superficies, al tocar alguna que está contaminada y luego llevar la mano a la cara, existen más riesgos de contraer la enfermedad infecciosa.

Pero, evitar llevarse la mano a la cara “es mas fácil decirlo, que hacerlo”, indica Miguel O’Ryan, médico pediatra e infectólogo, e investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. “En la medida que esa mano está contaminada con secreciones de otra persona, ya sea porque le dio la mano o tosió y contaminó superficies, pero no es que el virus entre por la mano, sino que la mano se lleva a la boca o la nariz, o al ojo y por el conducto lagrimal y pasa a la zona naso faríngea, para llegar y causar infección”. explica.

Se trata además, de una costumbre que de manera inconsciente se realiza muchas veces al día. ¿Cuántas? Son aproximadamente 500 veces las que una personas en promedio toca su cara en un día. Se trata además de un vector potencial para la autoinoculación y transmisión de infecciones respiratorias comunes, estableció un estudio que observó ese comportamiento en estudiantes de medicina de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, en el año 2015.

Para saber cuántas veces repetían esa conducta, los investigadores los observaron durante una hora y los grabaron. Posteriormente midieron y analizaron la frecuencia de contactos mano a cara con áreas mucosas o no mucosas.

Ante esta realidad debemos conocer cuales son las medidas d os seguir y como podemos prevenir que éste virus se siga propagando.

Manténgase al día de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, a la que puede acceder en el sitio web de la OMS y a través de las autoridades de salud pública pertinentes a nivel nacional y local. La COVID-19 sigue afectando principalmente a la población de China, aunque se han producido brotes en otros países. La mayoría de las personas que se infectan padecen una enfermedad leve y se recuperan, pero en otros casos puede ser más grave.

Cuide su salud y proteja a los demás a través de las siguientes medidas:

LÁVESE LAS MANOS FRECUENTEMENTE

Lávese las manos con frecuencia con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.

¿Por qué? Lavarse las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón mata el virus si este está en sus manos.

ADOPTE MEDIDAS DE HIGIENE RESPIRATORIA

Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo; tire el pañuelo inmediatamente y lávese las manos con un desinfectante de manos a base de alcohol, o con agua y jabón.

¿Por qué? Al cubrir la boca y la nariz durante la tos o el estornudo se evita la propagación de gérmenes y virus. Si usted estornuda o tose cubriéndose con las manos puede contaminar los objetos o las personas a los que toque.

MANTENGA EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL

Mantenga al menos 3 metros (6 pies) de distancia entre usted y las demás personas, particularmente aquellas que tosan, estornuden y tengan fiebre.

¿Por qué? Cuando alguien con una enfermedad respiratoria, como la infección por el 2019-nCoV, tose o estornuda, proyecta pequeñas gotículas que contienen el virus. Si está demasiado cerca, puede inhalar el virus.

EVITE TOCARSE LOS OJOS, LA NARIZ Y LA BOCA

¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies que pueden estar contaminadas con el virus. Si se toca los ojos, la nariz o la boca con las manos contaminadas, puedes transferir el virus de la superficie a si mismo.

SI TIENE FIEBRE, TOS Y DIFICULTAD PARA RESPIRAR, SOLICITE ATENCIÓN MÉDICA A TIEMPO

Indique a su prestador de atención de salud si ha viajado a una zona de China en la que se haya notificado la presencia del 2019-nCoV, o si ha tenido un contacto cercano con alguien que haya viajado desde China y tenga síntomas respiratorios.

¿Por qué? Siempre que tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, es importante que busque atención médica de inmediato, ya que dichos síntomas pueden deberse a una infección respiratoria o a otra afección grave. Los síntomas respiratorios con fiebre pueden tener diversas causas, y dependiendo de sus antecedentes de viajes y circunstancias personales, el 2019-nCoV podría ser una de ellas.

MANTÉNGASE INFORMADO Y SIGA LAS RECOMENDACIONES DE LOS PROFESIONALES SANITARIOS

Manténgase informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID-19. Siga los consejos de su dispensador de atención de salud, de las autoridades sanitarias pertinentes a nivel nacional y local o de su empleador sobre la forma de protegerse a sí mismo y a los demás ante la COVID-19.

¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada acerca de si la COVID-19 se está propagando en su zona.

Medidas de protección para las personas que se encuentran en zonas donde se está propagando la COVID-19 o que las han visitado recientemente (en los últimos 14 días)

Siga las orientaciones expuestas arriba.

Permanezca en casa si empieza a encontrarse mal, aunque se trate de síntomas leves como cefalea y rinorrea leve, hasta que se recupere.

¿Por qué? Evitar los contactos con otras personas y las visitas a centros médicos permitirá que estos últimos funcionen con mayor eficacia y ayudará a protegerle a usted y a otras personas de posibles infecciones por el virus de la COVID-19 u otros.

Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque rápidamente asesoramiento médico, ya que podría deberse a una infección respiratoria u otra afección grave. Llame con antelación e informe a su dispensador de atención de salud sobre cualquier viaje que haya realizado recientemente o cualquier contacto que haya mantenido con viajeros.

¿Por qué? Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud le dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto ayudará también a prevenir la propagación del virus de la COVID-19 y otros virus.

HAY MANERAS SEGURAS DE TOCARTE LA CARA

Si no puedes contenerte, no es el fin del mundo, asegura Becker. Hay formas de reducir las posibilidades de infecciones al tocarte la cara.

“Ser consciente o atento a este hábito es útil cuando se trata de evitar tocar la cara”, dice Becker. “Identificar factores desencadenantes, como secreción nasal o ganas de estornudar, es importante. En este caso, tener un pañuelo de papel cerca es útil; es mejor usar eso para tocarte la cara que las manos desnudas”.

Los Centros federales para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si no hay agua disponible, puedes usar un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga al menos 60% de alcohol.

Es preferible el agua y el jabón si las manos están visiblemente sucias, indican los CDC, y especialmente después de usar el baño, sonarse la nariz, toser o estornudar.

Piensa en todos los gérmenes que las personas tocan todo el día. Teléfonos celulares, llaves de autos, puertas y ascensores, incluso fajos de dinero en efectivo que no tienes idea de los lugares donde han estado. Ahora imagina transferir las bacterias, virus y alérgenos de esos elementos a tu cuerpo a través de las membranas mucosas de la nariz, la boca y los ojos. O a través de un corte en la cara o el cuello del que no tenías idea.

FUENTES:

OMS “Organizacion Mundial de la Salud”

https://www.cdc.gov

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25637115/